lunes, 2 de agosto de 2010

Análisis numérico de repetibilidad y reproducibilidad para evaluación de la calidad de los ensayos

La NCh-ISO 17025 en su punto 5.9 establece que el "laboratorio debe tener procedimientos de control de calidad para realizar el seguimiento de la validez de los ensayos llevados a cabo" (1). Este requisito normativo es la verdad bastante ambicioso pues nos indica que debemos tener un área de "asuntos internos" (internal affairs) dentro del laboratorio que permita asegurar que los ensayos realizados por nuestro personal se ajustan a los requistos establecidos por la auditoridad competente (normas), como también a sus propios procedimientos. La experiencia de años de trabajo en laboratorio indica que independientemente que creamos como profesionales del control de calidad que por el hecho que los laboratoristas y ayudantes efectúan en forma permanente los ensayos requeridos por los clientes y que mantienen una copia controlada de la norma o procedimiento de referencia, estos se están ejecutando de manera correcta, pues no siempre podremos asegurar esto.
Una manera relativamente accesible por parte del profesional del área calidad para evaluar la calidad de los ensayos ejecutados es a través de un análisis de variabilidad de los resultados. En términos generales la variabilidad entre mediciones repetidas es precisión. Tal como lo especifica la NCh 2680/1 (2) existen necesariamente dos  condiciones de precisión, denominadas repetibilidad y reproducibilidad de un método de medición. 
Bajo condiciones de repetibilidad el operador, el equipo usado, la calibración del equipo, el ambiente (temperatura, humedad, contaminación, etc), el tiempo trascurrido entre mediciones se mantienen constantes y no contribuyen a la variabilidad, miemtras que bajo condiciones de reproducibilidad ellos varían y contribuyen a la variabilidad de los resultados de ensayo. 
Así la repetibilidad y la reproducibilidad son los dos extremos de la precisión, la primera describe la mínima y la segunda describe la máxima variabilidad de los resultados.    

Fig. N° 1: esquema de repetibilidad de una gran muestra de suelo para 10 granulometrías